Ramón Espacio, Presidente de CESIDA “Hay un éxodo de pacientes venezolanos con VIH y muchos de ellos están en España”

ANDRÉS LIJARCIO / ENTREVISTA CONSALUD.ES

“Hay un éxodo de pacientes venezolanos con VIH y muchos de ellos están en España”

Ramón Espacio, presidente de CESIDA

El VIH es una cuestión de salud pública y su abordaje una prioridad en todo el mundo. Los avances en el tratamiento y la indetectabilidad del virus, que hace que sea intransmisible, contrastan con los altos índices de diagnóstico tardío y la falta de estrategias preventivas. De todo ello habla para ConSalud.es el presidente de la Coordinadora estatal de VIH y sida en España (CESIDA), Ramón Espacio.

¿En qué momento se encuentra el abordaje del VIH en España? ¿Cuáles son los avances más significativos?

Poco a poco va habiendo una evidencia más clara de que una persona en tratamiento con una carga viral indetectable, es decir que el virus no se detecta en sangre, no lo transmite. Esto es una buena noticia como vía de prevención y también tiene mucho impacto en las personas con VIH por el tema relacionado con el estigma que todavía existe sobre el virus. Es algo que la sociedad debe saber, para perder un poco el miedo. También nos indica que lo primero que hay que hacer es diagnosticar a todo el mundo para poder aplicar tratamientos inmediatamente.

¿En qué punto se encuentra España en cuanto al diagnóstico precoz del VIH?

En el ámbito del diagnóstico precoz estamos bastante mal porque seguimos teniendo un 46% de diagnóstico tardío. Si bien en poblaciones con más prácticas de riesgo, donde hay mayor incidencia, como la de hombres que tienen sexo con hombres, este diagnóstico tardío es menor, de un 30% o 32%, lo cierto es que seguimos teniendo una alta tasa. Es similar e incluso un poco superior a la media europea.

“Es absurdo que la PrEP no esté disponible en nuestro país”

¿Hacen falta más campañas de concienciación?

Hacen falta muchas medidas complementarias a las campañas de concienciación, sobre todo para que la gente se haga la prueba; hace falta también implementar alguna medida de screening, si no universal, dirigido.

También son necesarios otros recursos sanitarios como abordar adecuadamente la patología en Atención Primaria e incluso en la especializada. En hospitales, en urgencias, hay mucha gente que pasa con una enfermedad que puede ser indicativa de tener VIH y no se les hace la prueba. Hay que insistir en que se normalice más la prueba en todos los ámbitos sanitarios.

Asimismo, hay que promocionar más otros métodos. Este año, por ejemplo, ha salido ya el autotest. Debemos insistir en la necesidad de diagnosticar rápido.

En el ámbito de la prevención no podemos ignorar la PrEP. Todavía no está en España a pesar de las recomendaciones de varios actores implicados en el abordaje del VIH.

Esperamos que esto cambie, es absurdo que la PrEP no esté disponible en nuestro país. Es una medida que está mostrando eficacia en aquellos sitios donde se implementa bien. Esperamos que el nuevo Ministerio sea más sensible con este tema y que se tomen las medidas para aprobarla. Luego llevará su tiempo hasta que tenga un impacto en la salud pública.

Será un proceso largo pero es una cuestión de derechos. Defendemos que esto tiene que estar financiado. Lo que está ocurriendo es que la gente la compra de forma ilegal, por internet… Y es que la PrEP no sólo es tomarse una pastilla, sino hacer un seguimiento con unos controles.

¿Han tenido la oportunidad de abordar el tema con Carmen Montón?

Todavía no hemos tenido la oportunidad de reunirnos, estamos a la espera, pero es un tema importante. En España hay un estudio de implementación, pero con muy pocos pacientes. El Ministerio anterior decía que había que esperar a estos resultados. En teoría este estudio acaba a final de año y creemos que ya es el momento.

Las personas con VIH están excluidas del acceso a determinados trabajos de la Función Pública. ¿Qué respuesta tienen de la Administración para solucionar este problema?

Función Pública se comprometió a cambiar la normativa, pero luego las cosas se complican mucho y con el nuevo cambio de Gobierno hay que volver a empezar a hablar con todo el mundo. Esperamos avanzar. Recientemente junto a otras asociaciones de pacientes con otras patologías que también sufren esta discriminación, hemos solicitado una reunión con Función Pública para abordar el asunto. No tiene ningún sentido, estamos viviendo con anacronismos legislativos sin ningún sentido.

“Los venezolanos se van porque están luchando por su vida, no tienen acceso a los tratamientos en ese país”

El caso de Venezuela y la falta de medicamentos para personas con VIH es preocupante, ¿son conscientes de ello en CESIDA?

Tenemos conocimiento de este hecho. Lo que está ocurriendo es que está habiendo un éxodo de pacientes venezolanos con VIH y muchos de ellos están en España. Llevamos años atendiendo a mucha gente, además con todo el problema que hemos tenido con la asistencia de la sanidad universal, restringida en España durante los años de crisis. Los venezolanos se van porque están luchando por su vida, no tienen acceso a los tratamientos en ese país. Es una catástrofe sanitaria.

El nuevo RD de universalidad beneficiará sin duda a estas personas a la hora de facilitarles el tratamiento.

Sí. De alguna manera estos años hemos ido solventando las situaciones, ya que ha habido mucha variabilidad entre comunidades autónomas y ha sido una lucha total. La universalidad es una buenísima noticia porque el VIH, aparte de una situación de salud personal, es una cuestión de salud pública porque las personas que no están en tratamiento, lo transmiten y sus vidas corren un grave riesgo si no se tratan.