Las imágenes de resonancia magnética pueden ayudar a detectar el VIH en el cerebro

“Los tratamientos contra el VIH han recorrido un largo camino, pero los pacientes cuyo VIH es suprimido por la medicación todavía pueden tener problemas cognitivos debido a la inflamación relacionada con el VIH”.

Científicos de ‘University College London’ (UCL), en Reino Unido, han desarrollado una forma de utilizar los escáneres de imágenes de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para ayudar a identificar cuándo el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) persiste en el cerebro a pesar del tratamiento farmacológico efectivo. El estudio, publicado en ‘Clinical Infectious Diseases’ y financiado por Wellcome, muestra que los pacientes pueden tener el VIH en el cerebro, incluso cuando la enfermedad se mantiene bajo control por el tratamiento.

“Antes de que tuviéramos tratamientos eficaces para el VIH, el sida a menudo llevaba a la demencia y otros problemas en el cerebro”, explica el autor principal Ravi Gupta, del Departamento de Infección e Inmunidad en UCL y consultor honorario en Enfermedades Infecciosas en el Hospital de Enfermedades Tropicales de ‘UCLH NHS Foundation Trust’.

“Afortunadamente esto es menos común ahora que podemos tratar el VIH, pero hasta la mitad de los pacientes de VIH todavía informan de problemas cognitivos. Vemos evidencia de que el VIH se ha diseminado al cerebro en alrededor de entre el diez y el 15 por ciento de estos pacientes, pero en la mayoría de los casos los síntomas se reducen a otras causas”, añade.

Y continúa: “En este momento, tenemos que realizar una punción lumbar para confirmar esto, lo que implica la inserción de una aguja en la espalda para extraer el líquido cefalorraquídeo y probar la presencia de VIH. Esto es un procedimiento bastante invasivo que requiere que los pacientes permanezcan en el hospital durante varias horas. El nuevo estudio muestra que las imágenes de resonancia magnética podrían ayudar a identificar a las personas de alto riesgo para realizarles más pruebas de seguimiento”.

POSIBLES PROBLEMAS COGNITIVOS

El equipo examinó los datos de 146 pacientes con VIH que fueron investigados por problemas cognitivos entre 2011 y 2015. Hubo evidencia de que el VIH estaba activo en el cerebro en 22 pacientes (15 por ciento) y los pacientes cuyos cerebros mostraron signos claros de cambio en la materia blanca eran diez veces más propensos a tener VIH en el cerebro que aquellos con apariencia normal de la sustancia blanca.

Estos cambios en el cerebro, llamados anomalías de la señal de la sustancia blanca, están relacionados con problemas cognitivos y pueden ser provocados por la inflamación en el cerebro causada por la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. “Los tratamientos contra el VIH han recorrido un largo camino, pero los pacientes cuyo VIH es suprimido por la medicación todavía pueden tener problemas cognitivos debido a la inflamación relacionada con el VIH”, advierte Gupta.

“Las imágenes de resonancia magnética pueden ayudar a diagnosticar a estos pacientes, ya sea mostrando un elevado riesgo de problemas relacionados con el VIH o encontrar una causa diferente que pueda ser tratada -subraya–. Cuando el VIH se ha diseminado al cerebro, podemos cambiar el régimen de tratamiento para agregar medicamentos que crucen la barrera hematoencefálica más eficazmente para controlar la infección”.

Agencias