“La eliminación de la hepatitis C está en nuestras manos”, afirman los coordinadores de la reunión Together We Eliminate

Los expertos han debatido la utilidad de los procesos de cribado para avanzar en el camino de la eliminación de la enfermedad.

En la actualidad, España es un país referente en el tratamiento de la hepatitis C. Desde que se implementó el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en enero de 2015, una iniciativa pionera tanto a nivel europeo como mundial, se ha tratado a más del 40 % del número estimado de pacientes. Esta es una de las principales conclusiones extraídas de la jornada Together We Eliminate (Juntos Eliminamos) organizada por Gilead, la compañía líder en el campo de las enfermedades hepáticas, este fin de semana en Madrid.

Más de 150 profesionales sanitarios especialistas, de atención primaria, de servicios de farmacia, de enfermería, de centros de adicciones, de prisiones, de sociedades científicas y alianzas de pacientes se han reunido para intercambiar conocimiento y conseguir el objetivo de eliminar la hepatitis C.

Esta reunión ha sido un punto de encuentro para el debate del estado de la patología y para revisar los modelos de éxito en la eliminación. Asimismo, se ha profundizado en la viabilidad de campañas de cribado poblacional y analizado proyectos e iniciativas de derivación y colaboración entre atención primaria y especialistas.

En palabras del Dr. Rafael Esteban, “en la actualidad contamos con un importante arsenal terapéutico para curar esta enfermedad. Los tratamientos basados en sofosbuvir han supuesto una revolución para los pacientes con hepatitis C haciendo posibles unas tasas de curación superiores al 95 %. Más de 88.000 pacientes han sido tratados con combinaciones basadas en sofosbuvir y otros AADs. La reunión Together We Eliminate es un excelente foro para debatir e incidir en la importancia que tiene, tanto para los pacientes como para el sistema sanitario, invertir en el tratamiento de la hepatitis C”.

Una vez que el acceso universal a los fármacos en nuestro país ya es una realidad, hay que priorizar la identificación de pacientes no diagnosticados. “Existe un elevado número de personas que desconocen estar infectadas y que permanecen sin diagnosticar hasta que desarrollan síntomas más graves. Los procesos de cribado a gran escala son imprescindibles para que la hepatitis C pase a ser una enfermedad rara y podamos eliminarla”, ha explicado el Dr. Juan Antonio Pineda.

La reunión, coordinada por el Dr. Rafael Esteban y el Dr. Juan Antonio Pineda, contó con la participación de destacados especialistas como la Dra. María Buti, el Dr. José Luis Calleja, el Dr. José María Samaniego, el Dr. Javier Crespo, el Dr. José Manuel Ventura o el Dr. Juan Turnes.