Dónde hacerse la prueba del VIH

En España hay entre 130.000 y 150.000 personas infectadas por el VIH, un 30 por ciento de las cuales lo desconoce porque aún no se ha hecho la prueba. Ante esta situación, conocer tu estado serológico es un acto de responsabilidad con la salud de uno mismo y con la de los demás.

Cuando el resultado de la prueba del VIH resulta positivo, el saberlo te permite el acceso a un tratamiento eficaz, y cada vez más cómodo, que mejora la calidad de vida y aumenta la supervivencia.

Si el resultado de la prueba es negativo, permite decidir cómo cuidar la salud sexual y cómo protegerse frente al VIH y otras ITS. Aunque se hayan tenido prácticas de riesgo, un resultado negativo no significa que se sea invulnerable al VIH.

Porque la prueba del VIH te hará salir de dudas. Es rápida, segura y eficaz. Además es anónima y su resultado es confidencial.

Práctica de riesgo, cualquier relación sexual no protegida

Una práctica de riesgo es cualquier tipo de relación sexual no protegida en la que no podamos asegurar si nuestra pareja es VIH positiva o negativa.

¿Cuándo hacerse la prueba?

Tras una práctica de riesgo se debe acudir a los centros donde se realiza la prueba del VIH para que los profesionales de las ONG y de los centros sanitarios valoren el caso específicamente y tomen las medidas oportunas. Se recomienda realizarse la prueba pasados al menos 3 meses de la práctica de riesgo, porque el organismo puede tardar entre 2 y 8 semanas en producir una cantidad detectable de anticuerpos.

¿Dónde hacerse la prueba?

Aquí puedes ver las ONG de CESIDA que tienen el servicio de realización de la prueba del VIH de forma gratuita en las diferentes Comunidades Autónomas.