Fast-Track Sevilla. Por una ciudad sin VIH/sida

El Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía, la Universidad de Sevilla y las entidades Adhara, Fundación Triángulo, Fundación Atena y Médicos del Mundo han presentado el primer plan estratégico por una Sevilla libre de VIH y sida.

Según ha destacado en la presentación del plan el alcalde, el socialista Juan Espadas, Sevilla fue la primera ciudad española en suscribirla e iniciar una serie de medidas en materia de sensibilización, prevención y diagnóstico entre las que se encuentra precisamente la aprobación de este plan.

Junto a Espadas, han estado el concejal delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores (PSOE); la secretaria general de Salud Pública y Consumo de la Junta de Andalucía, Josefa Ruiz, y representantes de todas las instituciones y entidades que integran el comité fast-track de Sevilla en el que se ha elaborado este documento, coordinado por el epidemiólogo Nicola Lorusso.

“La lucha contra el sida es un compromiso que tenemos como corporación y como ciudad. Tenemos muy claro que hay que seguir esta estrategia en todos los ámbitos para cumplir los objetivos de la Declaración de París y ese índice 90-90-90 para 2020, en el que el 90 por ciento de quienes viven con VIH conozcan su estado, el 90 por ciento reciba un tratamiento y el 90 por ciento logre superar la carga viral, así como el objetivo fijado para 2030 para poner fin a la epidemia del sida a nivel mundial”, explica Espadas.

Al respecto, Ruiz advierte de que el sida “sigue siendo un problema importante de salud pública” y considera “fundamental” el trabajo que se realiza para parar esta enfermedad, un marco en el que ha reconocido el trabajo del Consistorio hispalense, el primero del país en poner en marcha esta acción.

El documento realiza así en primer lugar un diagnóstico completo tanto de la situación del sida en la ciudad de Sevilla como de los distintos perfiles de riesgo y los programas que están ahora mismo en marcha para, a continuación, determinar una batería de medidas enmarcadas en nueve objetivos cuyo cumplimiento se irá evaluando de forma progresiva.

Así, como primer objetivo se plantea promover un mayor conocimiento y capacitación sobre la infección por VIH con distintas acciones específicas dirigidas tanto a la población general como a los grupos que pueden ser claves en la epidemia, así como a las personas que ya tengan VIH. En segundo lugar, se plantea visibilizar y facilitar el alcance a las diferentes medidas de prevención primaria frente al VIH. En tercer lugar, la estrategia propone las actuaciones que se consideran necesarias para promover y facilitar el diagnóstico precoz y prevención secundaria de VIH.

En un ámbito de actuación dirigido principalmente a las personas con VIH el plan estratégico propone como objetivo mejorar el acceso precoz y la adherencia a los tratamientos de personas que viven con VIH; mejorar la integralidad socio-sanitaria y el tratamiento y atención de las personas y alcanzar la igualdad de trato y no discriminación de quienes viven con VIH, de las poblaciones clave y de los grupos más vulnerables. También se plantean actuaciones para fomentar la efectiva inclusión social y laboral y asegurar un acceso equitativo a la atención y recursos socio-sanitarios.

Por último, el plan considera fundamental que el Ayuntamiento de Sevilla establezca alianzas con otros sectores públicos y privados para emprender, reforzar y mantener todo tipo de actividades acordes al objetivo determinado en el plan así como al cumplimiento del acuerdo de París.

En este marco, Lorusso destaca este plan para abordar una infección que afecta a más de 35 millones de personas en el mundo y que en 2016 contabilizó 68 nuevos infectados en Sevilla, donde las tasas están pro debajo de la media española. Explica que el plan identifica y prioriza a grupos claves de población para bordar la situación desde cuatro líneas estratégicas, donde también menciona la lucha contra su estigmatización. “Se trata de un paso más en un recorrido prometedor en Sevilla, que llevará al fin de la enfermedad en su entorno”, concluye.

De su lado, Flores ha puesto en valor el trabajo realizado y la labor de concienciación llevada a cabo para acabar con esta “pandemia” con al colaboración de todas las administraciones, agentes sociales y ciudadanía y desarrollando una acción “digna y profesional”.

Igualmente, el presidente de Adhara, Jesús García, incide en el esfuerzo que conlleva este plan para acabar con el VIH y en los beneficios que procura respecto a la concienciación y sensibilización social. Además, ha esperado que en los próximos años se sigan “eliminando barreras”, entre las que menciona el acceso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que “no haya ancianos que no tengan residencias donde ser admitidos”.

Agencias.