España sigue estancada en el número de nuevos diagnósticos de VIH

 

España sigue estancada en el número de nuevos diagnósticos de VIH

  • Según la actualización de casos de 2016, la cifra ha ascendido a 4.048 casos nuevos
  • CESIDA insiste en la necesidad de implementar la PrEP como estrategia preventiva

23de noviembre 2018 – España  sigue manteniendo una tasa de detección de nuevos casos superior a la media europea. Los datos finales de 2016 muestran que en España se produjeron 4.048 nuevos diagnósticosde VIH, 695 casos más que los 3.353 notificados hasta la fecha.

El informe con los datos de 2017 que se acaba de publicar apunta que se han detectado 3.381 nuevos diagnósticos, a la espera de las notificaciones finales por parte de las comunidades autónomas, por lo que esta cifra aumentará. Por ejemplo, en 2016 en la comunidad de Madrid se notificaron 409 nuevos casos mientras que, tras corregir por retraso de notificación, el número de diagnósticos asciende a 962, más del doble.

El 84,6 % de nuevos diagnósticos se dieron en hombres y la mediana de edad es de 35 años. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres (HSH) fue la más frecuente con un 54,3 % de los nuevos diagnósticos. El colectivo de HSH es prioritario para los programas de prevención, especialmente el grupo entre 25 y 34 años donde las tasas son más elevadas (29,3%) y solo se aprecia un leve descenso a partir de 2015.

Ramón Espacio, presidente de CESIDA, denuncia: “la prevención es donde seguimos fallando. La vía principal de transmisión del VIH es la sexual. En 2016 se aprobó en Europa la comercialización de la PrEP (Profilaxis preExposición), una nueva estrategia de preventiva de alta eficacia, pero todavía no está permitida su venta en España”. La PreP consiste en tomar antirretrovirales antes de tener relaciones sexuales para que no se pueda producir infección por VIH.

La comunidad científica internacional y española han demostrado que esta herramienta preventiva es claramente efectiva, como demuestra el informe emitido por el Comité de Bioética en 2017. Los datos epidemiológicos de países donde se oferta la PrEP, como Estados Unidos, Francia o Inglaterra, confirman su eficacia para prevenir nuevas infecciones por el VIH.

Recientemente el Ministerio de Sanidad ha hecho pública su intención de iniciar los trámites para que la PrEP se incluya en la Cartera Básica de Servicios, pero ahora es necesario que cada comunidad de adhiera a esta propuesta. Por ello, la semana pasada CESIDA pidió por carta a las Direcciones Generales de Salud Pública autonómicas que implementasen la PrEP en sus comunidades. “Es una cuestión de equidad”, recalca Ramón, “para que toda la ciudadanía española tenga garantizado el acceso a este tratamiento preventivo que tan buenos resultados ha tenido en la disminución de infecciones de VIH en otros países”.

A través de internet muchas personasadquieren esta medicación de otros países en los que ya está regulada. “Esto supone un riesgo para su salud y la de su entorno, ya que no tienen la garantía de la supervisión médica y pueden estar tomando el medicamento de manera incorrecta y que no sea efectivo”, explica Espacio.

El informe sobre 2017 muestra que el 47,8% de las personas fue diagnosticada tardíamente, lo que supone un riesgo para la propia persona de desarrollar enfermedades oportunistas y también eleva el riesgo de infección a otras personas.  “Para terminar con el VIH necesitamos terminar con el estigma. La prueba del VIH es confidencial y gratuita, pero los prejuicios que se instauraron en los primeros años de la epidemia hacen que muchas personas tengan miedo al diagnóstico y no se atrevan a hacerse el test”, comenta el presidente de CESIDA.

Un 36,1% de los nuevos casos de VIH son las personas nacidas fuera de España. Especialmente las mujeres, sobre todo procedentes de Latinoamérica y de la región de África Sub-sahariana, que elevan la cifra al 57,3% de los nuevos diagnósticos. Por ello, desde CESIDA solicitamos el acceso universal a la prueba para la detección precoz del VIH y el acceso al tratamiento antirretroviral y de la hepatitis C para toda la población, incluyendo a los inmigrantes en situación administrativa irregular y a la población privada de libertad, ya que es la manera más efectiva para disminuir las cifras de nuevos casos que continúan estancadas en España.

El miedo a la discriminación es la mayor barrera para implementar barreras preventivas y conseguir un diagnóstico temprano. Desde CESIDA hemos lanzado campañas como “Batalla a la Intolerancia”, un rap compuesto por Arkano, que quiere sensibilizar a la población sobre el estigma y la discriminación que las personas con VIH sufren de manera cotidiana. La letra de Arkano muestra las batallas diarias que lidian estas personas cuando quieren acceder a los Cuerpos de Seguridad del estado, pedir una hipoteca o ir al dentista. “Queremos que llegue el mensaje de que una persona con VIH en tratamiento y con carga viral indetectable no transmite la infección, incluso manteniendo relaciones sexuales sin preservativo”, concluye Ramón Espacio.