CESIDA atenderá el único teléfono del autotest VIH en España, el 900 102 833

• Acompañamiento telefónico con el objetivo de reducir el impacto psicológico que un resultado positivo les pudiera producir.
• El autotest ya está disponible en las farmacias y permitirá al usuario realizarse la prueba en casa y obtener los resultados de forma fiable en 15 minutos.

En España se estima que hay entre 130.000 y 160.000 personas infectadas con VIH, de las que aproximadamente el 18 % no están diagnosticadas. Además, un 46 % de las que sí lo están, presentaron un diagnóstico tardío en 2016. Para intentar reducir estas cifras y como parte del compromiso de Mylan con la salud de los pacientes españoles, la compañía ha presentado hoy el primer autotest para la detección del VIH disponible sin prescripción médica en las farmacias españolas y cuenta con el respaldo de la Coordinadora Estatal de VIH Sida (Cesida).

Una de las características de este autotest es que se puede realizar en la intimidad del hogar sin requerir, además, ninguna instrumentación específica que no esté disponible en la caja en la que se dispensa.

Ramón Espacio, presidente de la Coordinadora Estatal de VIH Sida (Cesida), señala que desde CESIDA “Se ha establecido un servicio telefónico que atienda a los usuarios del autotest para acompañarlos a lo largo del proceso, con el objetivo de reducir el impacto psicológico que un resultado positivo les pudiera producir. Este servicio es anónimo y confidencial”. Espacio aclara que, aunque existen más números de información sobre el VIH en España, el único autorizado para atención del autotest es el atendido por CESIDA, el 900 102 803.

Espacio enfatizó la ventaja que aporta la privacidad en el momento de la prueba: “Hay personas a las que les resulta difícil acercarse a su médico de familia para solicitar una prueba de VIH, especialmente en áreas rurales o ciudades pequeñas donde no hay otros recursos como clínicas de infecciones de transmisión sexual o ONG”.

Según ha explicado en la presentación Santiago Moreno, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, los datos de infradiagnóstico suponen un problema de salud pública. Así, consideró que la fracción de población no diagnosticada con infección por VIH supone un problema para sí mismos y para el resto de la población. En el primero de los casos, “supone que la infección pueda progresar sin freno, al no recibir tratamiento adecuado”. Y, para el resto de la población,“la fracción no diagnosticada es la principal responsable de la transmisión del VIH a las personas que tienen contactos de riesgo con ellos”.

El autotest ofrece resultados en tan sólo 15 minutos. Moreno consideró que utilizado adecuadamente y si el usuario cuenta con la asesoría de profesionales una vez conoce el resultado, “el test rápido es una herramienta que puede ayudar a aumentar el número de nuevos diagnósticos y disminuir la fracción oculta de infección por VIH”.

Este dispositivo de diagnóstico funciona mediante un análisis de sangre basado en la técnica inmunocromatográfica: “Se trata de una reacción inmunológica antígeno-anticuerpo muy específica (en este caso, antígenos del VIH que reaccionan con anticuerpos específicos incluidos en la nitrocelulosa de la prueba) y posteriormente se revela mediante coloración. La prueba se acompaña de una línea de control para poder interpretar adecuadamente el resultado”, agregó Moreno.

Importancia del periodo ventana

El jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal también destacó que esta prueba garantiza una sensibilidad del 100 % y una especificidad del 99,8 %, lo que supone, para alguien que utilice el test, que un resultado negativo “prácticamente le excluye” de estar infectado por VIH. “La única excepción práctica es que se encuentre en el denominado ‘periodo ventana’, es decir, que la infección haya sido muy reciente y todavía no haya dado tiempo a que la prueba se haga positiva”, apunta. Este periodo se puede extender hasta tres meses. En el otro extremo, si el test es positivo, “es casi seguro que esté infectado. Pero, dada la posibilidad de excepcionales resultados falsos positivos, se debe confirmar con pruebas sin margen de error que se encuentran en todos los laboratorios dedicados al diagnóstico microbiológico”.

Además, a su juicio, la sencillez de la prueba, permite que su realización no suponga una barrera para la población objetivo; la media de edad de la gran mayoría de los diagnósticos es 36 años.

Mylan, comprometida con la lucha contra el VIH por más de 10 años

La introducción de esta prueba refleja el compromiso de Mylan con el VIH “un compromiso global, trabajando desde hace más de 10 años en la prevención, diagnóstico precoz y tratamiento en todo el mundo” señaló Javier Anitua, director de Relaciones Institucionales de Mylan. Y añadió “nuestro objetivo principal es mejorar la salud de los españoles no sólo ofreciendo diversas alternativas terapéuticas para tratar y prevenir el VIH, sino, además, introduciendo una herramienta diagnóstica muy útil, fiable y que se alinea con las estrategias de salud pública del Ministerio de Sanidad para reforzar uno de sus objetivos, el diagnóstico precoz”.

Además, apuntó Anitua, el lanzamiento de este test es el primero de una serie de pruebas de diagnóstico que irán llegando de forma gradual. De hecho, “como compañía global dedicada al cuidado de la salud, Mylan se compromete a acompañar a la población en todos sus procesos de salud y a ser un socio efectivo de las Administraciones, lo que agrega valor al sistema de salud”.

CESIDA atención telefónica (llamada confidencial, anónima y gratuita): 900 102 833